14 enero, 2014

MUSEO DE LAS RELACIONES ROTAS

Hace unos años, en Croacia, dos artistas, Olinka y Drazen, se separaron y decidieron exponer los objetos que se habían regalado mutuamente.
Pronto se sumaron sus amigos y así fue como nació el MUSEO DE LAS RELACIONES ROTAS.

Dice Olinka... "El primer impulso es destruir o tirar todo lo que nos recuerde una experiencia a veces dolorosa y traumática. Pocas veces somos conscientes de que, en realidad, estamos destruyendo testimonios de unos hermosos momentos emocionales" Su intención, recalca, ha sido crear cierto tipo de "refugio para esa valiosa historia emocional, para objetos que albergan tanta energía hermosa y única, un legado emotivo colectivo."

Actualmente este museo está dando vueltas por distintas ciudades del mundo y miles de personas donan sus objetos. La idea es recolectar todos aquellos objetos que le recuerden a uno el amor perdido. Puede ser un regalo, un CD con la música que escuchaban juntos, o cualquier cosa!
Toda persona interesada puede enviar sus objetos con una breve explicación.

En el año 2011, el Museum of Broken Relationships recibió el Premio Kenneth Hudson del European Museum Forum (EMF), el cual va para algún museo, persona o grupo de personas que desafíe, a través de algo inusual y atrevido, el papel que tienen los museos en la actualidad.
El Museum of Broken Relationships se llevó este premio porque, según el EMF, “fomenta la discusión y la reflexión no sólo sobre la fragilidad de las relaciones humanas, sino también de las circunstancias políticas, sociales y culturales en torno a las historias narradas. El museo respeta la capacidad de la audiencia para la comprensión de cuestiones más amplias, históricas y sociales inherentes a las diferentes culturas e identidades, y proporciona una catarsis para los donantes en un nivel más personal.”


Podemos encontrar ositos de peluche, anillos, pulseras, teléfonos celulares, cartas y algunas "perlitas bastante extrañas!
Por ejemplo:
Un hacha: "Era una pareja de mujeres de Berlín que vivían juntas en un apartamento. Una de ellas hizo un viaje a Estados Unidos. La que se quedó en Berlín se enamoró en esos días de otra mujer; cuando la otra volvió de Estados Unidos la echó de la casa. Pero los muebles de su ex pareja se quedaron y bueno, como ella no venía a buscarlos, la otra compró un hacha y los rompió todos".

Un par de esposas... El cartel solo dice "Átame"...

Una pierna ortopédica.... El cartel explica que perteneció a un veterano de guerra que se enamoró de una enfermera que fue la que hizo posible que el recibiera la pierna...

Un frasco con un líquido... El cartel dice que son todas las lágrimas que un muchacho juntó después de 4 años de relación....

Un cálculo procedente de la vesícula de un esloveno que lo consideró consecuencia de una relación amorosa muy apasionada...

Un teléfono celular...Bajo el cual hay una inscripción: "Me dejó su teléfono para que no la llamara mas..."

Una identificación francesa. 1980-1998. Ljubljana, Eslovenia.“Lo único que quedó de un gran amor fue la ciudadanía.”

Una pluma. Abril de 2004. Sarajevo, Bosnia-Herzegovina.“Lamento mucho no haber destruido esta pluma cuando la recibí, porque así no habría escrito toda esa mierda romántica que él no se merecía.”

Un anillo. 2005. Zagreb, Croacia.“El souvenir más emblemático del amor. ¿Qué otra cosa habla más que un anillo? Aunque fue una relación que empezó con promesas de eternidad, terminó de una manera abrupta, como si la hubieran cortado con tijeras. El anillo no terminó en un dedo, sino, tristemente, en un museo.”
Venado rojo. 2006-2007. Berlín, Alemania.“Yo quiero ser tu sol. Esas fueron las palabras de mi esposo peruano. Varios meses después de nuestra boda me enteré que nunca me amó. Compramos este venado en nuestra primera y única navidad juntos. Lo colocamos bajo el árbol de Navidad. Ahora viajará por el mundo buscando el verdadero amor


Si viajan a Zagreb y desean visitar el museo, la dirección es: Ćirilometodska 2, Zagreb, Croatia

La página web: http://new.brokenships.com/en

No hay comentarios: