09 febrero, 2015

Cardenal Alojzije Stepinac



Cardenal Alojzije Stepinac


El Cardenal Alojzije Stepinac nace el 8 de mayo de 1898, en un pequeño pueblo de Croacia llamado Krasic. Sus padres eran campesinos humildes que lo educaron en la fe, el amor y la verdad.


Siendo aún joven, decide consagrar su vida al servicio de Dios. Los tiempos no eran fáciles. Europa había pasado la primera guerra mundialy todos conocían el hambre, la desolación y la pérdida de los valores fundamentales.

En el año 1930 es ordenado sacerdote en Roma. Y tan solo, cuatro años después, es consagrado arzobispo. Así se convirtió en el arzobispo mas joven de toda la Iglesia en el mundo. Tenía 36 años. Se destacó como defensor de los derechos de todos los que sufrían, sin importarle su religión, su bandera o su color de piel.

En el año 1945, terminada la segunda guerra mundial, Croacia fue incorporada a Yugoeslavia, aboliendo todos los derechos humanos y obligándo a os croatas a renunciar a sus creencias.
Comenzó así una nueva batalla para Alojzije Stepinac, que veía torturar a sus sacerdotes, maltratar a sus hermanos y destruir escuelas católicas.

Para dominar al pueblo croata. que seguía fiel a su religión, el mariscal Tito le propone a Stepinac que se separe de Roma y forme una nueva iglesia, "La Iglesia Nacional", dependiente de la autoridad comunista, ofreciéndole poderes y riquezas. Pero no pudo tentar a un hombre íntegro, que había jurado fidelidad al Papa. No pudieron doblegarlo, ni callarlo, ya que seguía denunciándolos públicamente.

Entonces lo acusaron de colaborador nazi, formaron un absurdo tribunal e iniciaron un juicio que reprochó el mundo entero.
Como seguía defendiendo a su patria y los derechos de los pobres, decidieron torturalo silencionsamente. En la celda contigua instalaron aparatos de rayos X para radiarlo todas las noches y, de esta forma, debilitarlo poco a poco, hasta provocarle una muerte dolorosa.
Stepinac sorportó este martirio.



Su tumba, en la Catedral de Zagreb


Falleció un 10 de febrero de 1960. Antes de morir declaró:
"Al pueblo croata, en cuyo seno nací, he tratado de serle útil hasta donde me fue posible. Y ahora, en la hora de mi muerte, cuando las cosas se ven de un modo diferente que en otros momentos, les encomiendo encarecidamente que permanezcan siempre fiermes a su santa fe Católica y fieles a la sede apostólica de Pedro"

Sus restos descansan en la Catedral de Zagreb, a la que nunca pudo ingresar como cardenal, con un epitafio que reproduce sus propias palabras:
ODIAR LA INJUSTICIA Y AMAR LA JUSTICA. ESTA HA SIDO MI REGLA”.

Juan Pablo II beatificó a Stepinac en el santuario de Marija Bistrica, el 3 de octubre de 1998.



No hay comentarios: