26 septiembre, 2012

¿Novedades en el Tribunal de La Haya? - Columna de opinión


La sentencia de primera instancia del Tribunal de La Haya de abril de 2011 contra el general croata Ante Gotovina sorprendió al general estadounidense Walter Huffman, decano emérito, profesor de derecho y miembro de la comisión del Ministerio de Defensa creada por el ministro Leon Panetta para resolver los problemas legales surgidos de la actuación de las fuerzas norteamericanas en Irak.  
El general piensa que no hay argumentos para condenar a Gotovina por el excesivo fuego de  artillería contra los paramilitares serbios que todavía ocupaban la ciudad croata de Knin y que si es condenado por eso surgirán muchos problemas para las futuras operaciones libertadoras, guerras, misiones de paz, etc. 
El militar piensa que eso sentaría un precedente en la práctica de la justicia internacional pues Gotovina no hizo nada que esté fuera de las costumbres militares o Convenciones. Afirmó que la condena no está apoyada ni por las pruebas ni por los estándares internacionales de la doctrina y la práctica de artillería. 
Después de demostrar detallada y técnicamente su afirmación, Huffman concluye en que el Tribunal de La Haya excede sus propias competencias y advierte sobre las consecuencias de la sentencia. Por ejemplo una es que en las futuras guerras se va a trasladar a los civiles más cerca del frente para que la otra parte no pueda utilizar la artillería, es decir van a servir de escudo. 
El pensamiento de Walter Huffman tiene peso, no es un general más, presidió la primera delegación de su país a China para restablecer las relaciones con el ejército chino; presidió la delegación del Ministerio de Defensa de su país para la firma del acuerdo de cooperación entre los Departamentos Legales militares de Rusia y Estados Unidos; trabajó en la democratización y el control civil de las fuerzas armadas en Latinoamérica; como abogado militar trabajó en los casos más importantes del ejército norteamericano en los últimos tiempos; tiene experiencia militar de la guerra de Vietnam y como  comandante del VII Cuerpo del ejército estadounidense en la operación “Tormenta del desierto” en Kuwait, etc. Es evidente que se trata de un experto de peso, pero no nos engañemos, le debe interesar poco el caso Gotovina y lo usa solamente para prevenir consecuencias indeseadas para las fuerzas armadas de su país, lo que es lógico y normal. 
Lo importante para nosotros es que el general Gotovina es inocente y le colgaron una sentencia de 27 años de prisión por motivos políticos. Aunque le confirmen la sentencia, nosotros sabemos muy bien que es inocente y que fue usado como chivo expiatorio por presión de la mal llamada comunidad internacional que no quiso la libertad de Croacia sino mantener la dictadura de Yugoslavia. 
Si llegase a suceder eso el general norteamericano de impecable biografía va a encontrar algún otro caso para demostrar su teoría y ayudar a su país y el general croata se va a pudrir en la cárcel, a menos que la política de los poderosos no lo necesite en libertad para poder demostrar algo. 
“Nada nuevo bajo el sol”.

Mate Simic, corresponsal desde Zagreb

No hay comentarios: