03 septiembre, 2017

Zvonko Bušić, In memoriam




Texto escrito en setiembre del año 2014, en el primer aniversario de su muerte.

Zvonko Bušić nació un 23 de enero de  1946 en Gorica, un pueblo de Herzegovina y terminó la escuela secundaria en Imotski. Se graduó en Zagreb, y emigró a la edad de 20 años a  Viena para estudiar e Historia en la Universidad.  En Viena, tres años más tarde, en 1969, conoció a la estudiante estadounidense, Julienne Eden Schultz, quien fue estudiar alemán allí y que poco después se involucró en las actividades de la emigración croata. En coordinación con Zvonko Bušić,
ella y una amiga viajaron  a Zagreb y arrojaron panfletos anti-yugoslavas desde los rascacielos  en Plaza de la República (ahora Plaza Ban Jelačić ), tras lo cual fueron detenidos y encarcelados. Después de la liberación, regresaron con  Julienne a Viena y en 1972, se casaron en Frankfurt.. Años más tarde se trasladaron a los EE.UU. 

El 10 de septiembre de 1976, Zvonko y Julienne Bušić, Petar Matanić y Frane Pesut secuestraron un avión comercial TWA, Boeing 727, vuelo 355, en dirección de Nueva York a Chicago.  El autor intelectual del secuestro, Zvonko Bušić , entregó una nota al capitán en la que le informó que el avión fue secuestrado. El grupo contaba con una  bomba que fue colocada en un armario frente al Hotel Commodore en Nueva York con más instrucciones. El grupo exigió que el vuelo fuera a Londres. 
La principal  instrucción de la demanda  era que ciertos textos de propaganda en contra del gobierno Yugoeslavo, deberían aparecer en la edición del próximo día en varios de los principales periódicos estadounidenses (New York Times, Chicago Tribune, Los Angeles Time e International Herald Tribune).
 El único objetivo de la operación era advertir a la opinión pública internacional sobre la desesperante situación del pueblo croata en la cárcel yugoslava del genocida mimado por la mal llamada comunidad internacional, más conocido como "el mariscal Tito".
Según las propias palabras de Bušić , el objetivo era conseguir la mayor publicidad con el menor riesgo posible. 
Bušić y sus compañeros informaron a las autoridades estadounidenses donde habían colocado un artefacto explosivo y dieron las instrucciones para que el mismo fuese desactivado. Sin embargo la bomba explotó durante la desactivación y perdió la vida un policía estadounidense.  Lo "inexplicable" es que esa unidad antiexplosivos nunca en su historia había perdido a uno de sus miembros. Y justo cuando la comunidad internacional trataba de afianzar la dictadura de Tito  porque Yugoslavia, aunque esto se presentaba de otra manera, sobrevivía gracias a un gran acuerdo entre los grandes del planeta. A partir de la muerte del policía estadounidense todos los amigos de la dictadura yugoslava en el mundo, y por supuesto todos los yugoslavos en Croacia, consideraron a Zvonko Bušić, y a los croatas en general, terroristas. Mientras que el pueblo croata lo consideró siempre un patriota. 

Zvonko permaneció preso  un total de 32 años , 19 años más de Julienne . 
En una sesión del Parlamento de Croacia en 2002 , se aprobó una resolución para solicitar la transferencia de Zvonko Bušić a Croacia , la cual fue remitida al Consejo de Europa.
El Departamento de Estado de EE.UU. continuó apoyando el encarcelamiento de Busic después de que Croacia se independizó en 1991. Le fue denegada la libertad condicional en 2006 , después de  30 años, aunque los otros miembros del grupo ya habían sido liberados.
  Julienne Bušić fue liberada en 1989 . Después de esta negación de libertad condicional , la Federación Internacional de Helsinki para los Derechos Humanos , a través de su filial croata , el Comité Helsinki de Croacia , puso en marcha una campaña para lograr su liberación por razones humanitarias , argumentando que Bušić había cumplido su sentencia y por lo tanto debía ser puesto en libertad.
Bušić pasó sus últimos dos años de prisión en la Unidad de Gestión de la Comunicación ( CMU ) en Terre Haute, Indiana, trasladado allí desde Allenwood , Pennsylvania .
A Bušić le fue concedida la libertad condicional en julio de 2008 y fue entregado a las autoridades de inmigración para el proceso de deportación . La  condición de su libertad condicional era que no podía regresar a los EE.UU.  

A su llegada a Croacia, cientos de personas lo estaban esperando en el aeropuerto!
Zvonko dijo: "Después de tantos años llegó el día en que puedo volver a mi patria siendo ambos libres. Este es el día mas feliz de mi vida. Si cada uno de ustedes sintiera el uno por ciento de la felicidad que yo siento, los croatas serían las personas mas felices del mundo" 
Sin embargo, dos años mas tarde, en un reportaje del Vecenji List, Bušić contó como se sentía viviendo en esta Croacia libre. Por ese entonces Bušić habló de una gran depresión. Nada era como el lo había soñado. Se sentía solo, sus amigos estaban presos o muertos. La vida había cambiado mucho en esos 32 años. Dijo que cuando salió de la cárcel, la gente que estaba a su alrededor se asemejaba a los pollos sin cabeza, corriendo apurados sin saber a dónde!
También dijo que ninguna persona puede escapar a su destino. Y que el tampoco pudo escapar al suyo, a lo que fue parte de su vida. Desde que era joven, su vida fue marcada por el duro camino que tuvo que recorrer  su pueblo, y la lucha por un futuro mejor para los croatas se convirtió en su misión en el mundo. Croacia era para el lo mas importante y estaba por encima de todo lo demás. El deseaba dedicar su vida a eso y estaba listo para sacrificar lo que fuera necesario para lograr su ideal.
Participó activamente en política durante un tiempo en el partido HSP Ante Starcevic. El quería unir la línea patriótica en un solo partido croata, pero no logró hacerlo.
El gobierno de Croacia pagó a sus abogados. Bušić cuenta que le mandaban dinero. El pagó los gastos y el resto lo devolvió al Estado. Diez meses le llevó obtener un certificado de que lo había devuelto.
Por ser un preso político le correspondían 100 mil Euros de indemnización, que el rechazó.  Dijo que no quería que le sacaran ni una kuna de los impuestos a ni una sola persona de Croacia que viera en el un terrorista! 
El domingo 1 de setiembre del año 2013,  su cuerpo sin vida fue encontrado por su esposa. 



Zvonko Bušić antes de suicidarse dejó dos cartas de despedida dirigidas a su esposa, a sus familiares, a sus amigos y a los croatas en general. En las mismas pide perdón por quitarse la vida "porque no podía soportar mas". En otro párrafo de la carta escribió que "evidentemente soñar a Croacia libre, a pesar de todas las dificultades, era más fácil que soportar la realidad croata". El día anterior en la localidad de Udbina había estado presente en la misa y conmemoración del Día de los Mártires Croatas, tal vez sin saber que él mismo fue un mártir de la libertad croata.


En síntesis, cuando un croata de ley, y Zvonko Bušić sin duda lo era, ve que su presidente no es croata sino yugoslavo, su premier no es croata sino yugoslavo, su ministra de relaciones exteriores no es croata sino yugoslava, los directores de los medios electrónicos y escritos no son croatas sino yugoslavos….etc., etc., piensa seriamente en suicidarse. No obstante aun en este doloroso hecho que encomendamos a la misericordia de Dios, Zvonko Bušić nos dejó un recado: para que los yugoslavos no gobiernen en Croacia la línea patriótica tiene que unirse sin fisuras y derrotar definitivamente el yugoslavismo, el granserbismo, el comunismo y el capitalismo que los apoya política, económica y diplomáticamente. 
Gracias Zvonko por todo lo que nos diste, por todo lo que sacrificaste y que Dios te reciba en su Reino de paz y justicia que tanto anhelaste para tu patria y para tu pueblo.   


No hay comentarios: