10 enero, 2014

Argentino enamorado de Vukovar y de una Croata


Argentino enamorado de Vukovar y de una Croata

Croatófilo. Leandro Prada, yerno en Eslavonia, escribe un libro sobre la guerra de independencia croata para el mercado argentino y traduce gratis al español un libro sobre Sinisa Glavasevic.


Leandro Prada, siendo aún un estudiante en Buenos Aires, Argentina, siguió los acontecimientos de la guerra en Croacia, recortando artículos de los diarios y aprendió croata.
“Mis amigos frecuentemente me preguntaban por qué estudiaba croata que nadie lo habla. Ni siquiera sabían dónde queda Croacia, y ni yo no sabía decir por qué esta tierra tanto me interesaba. Recuerda Prada en el lejano 1994 cuando descubrió su amor por esa tierra desconocida. Casi dos décadas después se enamoró de una croata y se convirtió en yerno en Eslavonia.
Josipa Kovac de Cerna, Leandro, y la hija de éste viven en Buenos Aires, pero el amor por Croacia no merma. El argentino quiere traducir un libro de los reportes de guerra de Sinisa Glavasevic.
“Estoy en negociaciones con el hijo (de Sinisa) acerca de las condiciones, lo haría incluso gratis. Sólo deseo promover el libro.” Dice Prada y agrega que le costó conseguir el libro y que ya ha traducido la mitad.
“Conozco todo acerca de Vukovar, tengo muchos amigos que han defendido la ciudad. Incluso conozco argentinos que estuvieron en Vukovar durante la guerra como miembros de los ‘cascos azules’ de la ONU. He conversado con todos ellos y quisiera describir esto en un libro que podría escribir para el mercado argentino.” Nos contó Leandro que es traductor público inglés-español, y en argentina trabaja como informático en una empresa constructora.
Nos cuenta como en sus tiempos de estudiante leía sobre la injusticia cometida contra Vukovar. Admira a los soldados y defensores croatas. Leandro y Josipa, quienes se conocieron en 2008 en Facebook, visitan Croacia algunas veces cada año.
“Conozco todas las costumbres de Eslavonia y adoro la comida. Me gusta la faena de los chanchos pero cuando ví cómo se hacía no quise participar, pero me gusta el chicharrón (cvarci) y el kulen.” Cuenta Leandro con una sonrisa, quien a diario incluso en Argentina disfruta de la música de las tamburitzas.
“Quisiera ser soldado del Ejército Croata pero no creo en la Guerra”
Incluso me compré el uniforme croata y Josipa me cosió la insignia del Ejército Croata. Comenta Leandro. Dice que con ansias quisiera ser miembro del ejército Croata. “Aunque soy un pacifista y no creo en la guerra y la matanza” Concluye Leandro 

Por Danijela Mikola para 24 Sata
Traducción: Leandro Prada

No hay comentarios: