07 enero, 2014

Petición del Congreso mundial Croata (en español)


CROATIAN WORLD CONGRESS – HRVATSKI SVJETSKI KONGRES
NGO in Special Consultative Status with the Economic and Social Council of the United Nations

Petición para el encausamiento de los genocidios de croatas opositores y exiliados por los servicios secretos croatas UBDa. Por la extradición de Josip Perković a la justicia alemana.

Uno de los genocidios más largos de la historia sin aclarar, trata sobre la Yugoslavia comunista de los disidentes, en su mayoría croatas exiliados como consecuencia de sus ideales que sorprendió al mundo occidental con uno de los más brutales regueros de sangre
conocidos. Hasta ahora los datos conocidos son que, el servicio secreto Yugoslavo entre 1945 -1989 asesino a más de 100 refugiados en todo el mundo. A esto se suman 20 intentos de asesinatos, como secuestros y desapariciones. Yugoslavia asesino tantos confinados, como el total del antiguo bloque de países del este. Solamente en Alemania se asesinaron a 37 croatas exiliados, seis  en Italia, así como cuatro  en Francia, Canadá y USA, tres en Argentina. Además Tito hizo apogeo de su máquina de matar en Austria, Inglaterra, España, Suiza, Sudáfrica y Australia.
A excepción de algunos procesos judiciales, como por ejemplo en Alemania o Irlanda, este capítulo de la historia (europea) no ha sido superado.

Liquidar a opositores del régimen en el extranjero, cuestionados por aquellos con acreditación estatal o del partido yugoslavo, fueron vistos como “medios legítimos” para los establecidos en el poder. Para estar en la lista negra de los servicios secretos (UDBa) era suficiente en la mayoría de los casos, haber criticado el régimen abiertamente, haber sido parte de asociaciones en el oeste de expatriados o haber reivindicado una Croacia democrática e independiente. Peligroso era, por ejemplo, condenar acontecimientos como “la masacre de Bleiburg” (el “Katyn croata”), o el campo de concentración de Tito en la isla Goli, denunciar represalias en la “primavera croata” o el enriquecimiento de los dirigentes comunistas.

Tanto el aparato militar yugoslavo como el policial consistían en formar parte de acciones armadas contra emigrantes. Fueron utilizadas técnicas de espionaje, infiltración, escuchas, persecución, secuestro, soborno, escenificación y todas las formas de propaganda y manipulación psicológica. La escena de los croatas en el
exilio estaba completamente infiltrada por los agentes de la UDBa., con el correspondiente miedo y desconfianza entre los refugiados. El servicio secreto se ocupaba no solo de los representantes de la diplomacia yugoslava en el extranjero, sino también en los clubes y asociaciones de estos. De la misma manera que coordinadores o trabajadores de las agencias de viaje yugoslavas, hoteles y periódicos eran agentes ocultos. Para llevar a cabo los asesinatos, el servicio secreto se rodeó sistemáticamente de criminales.

Las víctimas y sus condolidos siguen hasta ahora sin desagravio. Al contrario de las resoluciones europeas acerca de la condena del régimen totalitario, no ha habido hasta ahora en Croacia ni una sola condena. Los asesinatos y sus mandatarios andan libres. Tampoco una condena despolarizada del peligrosísimo criminal y una revisión objetiva del tiempo del régimen totalitario, como ha sucedido en otros países. El retraso del bloque del este se puede ver como la influencia de las fuerzas políticas del régimen autócrata comunista.

Ha sido recientemente aclarado que Alemania estaba en contra del asesinato del disidente Stjepan Đureković (1983) y pidió la extradición el ex general de los servicios secretos Josip Perković. Sólo unos días antes de la adhesión a la UE, la mayoría social del gobierno liderado por los demócratas aprobó una ley especial en el Parlamento de Croacia en los procedimientos sumarios, por la cual, la aplicación de la orden de detención europea es limitada ("Lex Perković"). La consecuencia fue una contundente disputa con la UE, la comisaria de justicia Viviane Reding hablaba de un “dificultoso quebrantamiento de la ley europea”, por lo cual fueron establecidas sanciones de la UE.

Los motivos son complicados: la estructura postcomunista en los partidos, justicia, medios y economía no quieren que el pasado comunista llegue a salir a la luz ya que sus padres ideológicos y biológicos estarán desacreditados. Los gobernantes socialdemócratas como justos seguidores del pasado partido comunista de la república de Croacia tienen que contar con hacer público a quien dicto las sentencias a muerte o tuvo que ver con dichas decisiones, en caso contrario serán presentadas demandas de indemnización. Un proceso contra Perković en Alemania podría ser un testigo principal en el cual muchos nombres de presuntos implicados podrían darse a conocer, de los cuales todavía alguno de ellos están sentados en el gobierno.

La única esperanza para el pueblo croata es la Unión Europea o la democracia occidental. Con esta petición no queremos perjudicar a Croacia, si no aportar nuestro servicio en el camino de conseguir la democracia esencial del conjunto croata y el desagravio para las víctimas de la represión política.

Con nuestras firmas, en esta petición, nos dirigimos con nuestras apelaciones y demandas a los siguientes grupos:

a. Europarlamento, consejo europeo, consejo de la unión europea, a la comisión europea y al tribunal judicial europeo etc: a efectos de la determinación del parlamento europeo “ la conciencia de Europa y del totalitarismo” del año 2009 a efectos de “ la resolución europea 1481 para la necesidad de la condena internacional de criminales totalitaristas de los regímenes comunistas” apelamos para la superación del reconocimiento del exceso criminal comunista en Croacia y la
petición de la extradición del ex general de los servicios secretos Josip Perković. Requerimos de su ayuda política y de su auxilio.

b. Parlamentos, gobiernos y órganos del poder judicial de los correspondientes países, en los cuales croatas exiliados fueron asesinados: como ciudadano y parte de una democrática familia europea y otros países inmigrantes tenemos la pretensión y el derecho a que se aclaren los asesinatos cometidos por los servicios secretos yugoslavos de los croatas exiliados en los países ya mencionados arriba. Somos dependientes como el miembro más joven de la UE de la ayuda del pueblo democrático europeo. Apoyamos la solicitud de extradición a Alemania y espero haya un proceso en Alemania y en la investigación incansable de la causa Josip Perković. En la Croacia de hoy un juicio objetivo y justo no es posible.

c. Al parlamento croata (Sabor), el gobierno croata y los órganos judiciales: con nuestras firmas reivindicamos una ley de depuración de las condiciones sociales y culturales para una valoración con objetividad para superar el pasado, sin ella una presencia democrática participativa y un futuro no son posibles, tampoco para Croacia. Aún tienen muchos ciudadanos Croatas un miedo infundado a una vieja autocracia comunista. Por ello nos unimos en la lucha por todas las iniciativas ciudadanas por la democracia en Croacia y en el extranjero, las cuales luchan por una Croacia y una Europa más democráticas.

Organizator peticije: Hrvatski svjetski kongres/ Croatian World Congress

Este es el link en donde pueden firmar la petición: CHANGE.ORG

No hay comentarios: