15 septiembre, 2014

El Cardenal Schönborn habla de Medjugorje

El Cardenal Schönborn, Arzobispo de Viena, es el Presidente del Wacom, organismo que organiza los Congresos Mundiales de la Misericordia sugeridos por el Papa San Juan Pablo II. Tuve oportunidad de compartir con él mesa y convivencia durante los días que ha durado el III Congreso Mundial celebrado en Colombia.

En uno de los momentos de tranquilidad charlamos un poco sobre España, y en concreto sobre Murcia, que tuvo la oportunidad de visitar hace años. Recuerda con agrado la
Procesión del Viernes Santo en Murcia y la de Lorca. Quedó admirado por el fervor de participantes y público en general. Nos recomienda que no abandonemos nunca la religiosidad popular, que es el hilo que une a muchos cristianos corrientes con Dios. Naturalmente que no hay que olvidar la formación. Recordó con agrado la proliferación en España, y concretamente en Murcia, de la Comunidades Neocatecumenales que tanto bien están haciendo en la Iglesia Universal.

Le pregunté a quema ropa que nos diera su opinión sobre Medjugorje. Lo pensó unos segundo y me dijo: Yo he formado parte de la Comisión de expertos que ha estudiado este fenómeno religioso. Nuestras conclusiones ya las entregamos a la Congregación de la Doctrina de la Fe, de la cual formo parte. Pero algo significativo es que el Papa Francisco, antes que la Congregación se defina sobre el tema, pidió que le entregaran el estudio elaborado por la Comisión. Es decir, el Papa está muy interesado sobre todo lo relacionado con Medjugorje.
Afirmó igualmente que algunos miembros de la Comisión veían con cierto recelo que la Virgen se apareciera todos los días durante tanto tiempo. El les respondió: Pues a Santa Faustina se le aparecía el Señor a veces varias veces al día y está aprobado por la Iglesia y ella canonizada.
Es consciente del bien que se está haciendo en Medjugorje y en cualquier parte del mundo que invoca a María Reina de la Paz. El organiza en su catedral reuniones periódicas de oración con jóvenes, y suele invitar a alguno de los “videntes”, para que hablen a los chicos de sus experiencias espirituales y lo que reciben de la Virgen.

Cuando le pregunté sobre el futuro de Medjugorje me dijo que hay una cosa clara: la Iglesia no va a “romper” nada de lo que se ha ido construyendo durante años. Es decir, Medjugorje seguirá cautivando al mundo.
Yo pienso, y es una apreciación mía, que la Iglesia va alentar toda la pastoral que la parroquia de Medjugorje desarrolla durante todo el año, aunque se reserve el juicio sobre la sobrenaturalidad de las apariciones mientras vivan los videntes y sigan los mensajes diarios.
Veo muy optimista al Cardenal Schönborn, que vive y predica en el mundo entero la misericordia de Dios para con el hombre, y la misericordia que hemos de vivir todos si queremos que el mundo crea en la Iglesia.

Autor: Juan García Inza

No hay comentarios: