06 octubre, 2014

Nuestros croatas: Ante Vlahović (Homenaje de la Klapa BA)


Una tristísima noticia nos impactó el viernes temprano.
La muerte sorprendió a nuestro amigo Ante Vlahović, mientras desayunaba antes de entrar a su trabajo.
Una "buena" forma de morir, pero que siempre deja la amarga sensación de no haber podido
despedirse.
Despedimos así, en este triste fin de semana, a un amigo entrañable del cual quiero desatacar algunas de sus muchas virtudes y pido perdón, de antemano,  por todo lo bueno de Ante que voy a olvidar citar.

- Ante vivió de una manera completamente original, el era un distinto. Encontró en Argentina la forma de vivir como si nunca hubiera salido de su Senj natal. Conservó esa esencia de hombre abierto, como debe ser quien nace frente al mar. Mantuvo su idioma y su dialecto, como afirmaban sorprendidos quienes lo escucharon en su regreso a su pueblo natal.

- Encontró la forma de trabajar y de pasar muchas horas en la pequeña porción de tierra croata que hay en la Argentina, en la Embajada. Y me animo a afirmar que desarrolló actividades diplomáticas sin titulo de diplomático como el mas formado profesional. Ya se debe extrañar profundamente su presencia irreemplazable en la calle Gorostiaga.

- Tenía una elegancia y un cuidado de las formas que excedía a su aspecto físico personal y que abarcaba un trato caballeresco sin excepciones. Su elegancia fue a prueba de balas; ni la misma muerte pudo sorprenderlo desaliñado y sin su habitual garbo. Fue coqueto sin ser banal, porque no habia impostación en su actos. Era un ser auténtico.

- Su vocación de servicio no conocía límites. Siempre presto a ayudar, a servir con humildad, aun cuando el debía ser el agasajado

Haber cantado en la klapa con el, cosa que me y nos honra a los demás klapaši, me dio la oportunidad de conocer en profundidad a un ser cuya existencia traspasó varias generaciones de croatas, hijos y nietos de croatas, que hoy lo lloran.
Fue amigo de mi padre y supo ser amigo mío con la misma naturalidad y sin barreras cronológicas.
Siento gran placer y orgullo en haber podido compartir con el su regreso a Hrvatska, y al propio Senj, después de 60 años.
Cabe destacar que ese viaje fue posible gracias a las colaboraciones financieras que Ante supo conseguir para poder sustentar los gastos.
Inolvidable e imborrable U boj u boj que cantamos frente a su casa natal junto a las klapas del extranjero que compartieron con nosotros ese viaje y que se vieron tan tocadas como nosotros por la emoción que lo embargaba.
Así de fácil entraba Ante en los corazones de la gente, y esa entrada era para siempre, porque era cuidadoso de sus amigos.
Huelga hablar de su voz, ese bajo de envidiable color y profundidad y que con generosidad nos deleito durante décadas, en el Jadran, como solista, en la klapa BA mas tarde.
Se nos fue un amigo, un gran promotor de la cultura croata, un gran embajador sin titulo,, un artista, un compañero de andadas, un padre...todo junto en una gran persona ...a la que ya extrañamos  y a la que agradecemos a Dios haberla conocido, aunque no puedo no reprocharle que no nos hayamos podido despedir.
Hasta siempre Ante...
Znaj da već nam fališ!

Klapa BA



Fotos: Klapa Ba, Valovi y Davor Poric

No hay comentarios: