09 diciembre, 2014

Análisis de la política croata, columna de opinión


Desde que Croacia se independizó de Yugoslavia tuvimos gobiernos de todo tipo y color. Tuvimos también funcionarios de todo tipo y color. Ya antes nos engañaron, nos robaron, nos humillaron, nos traicionaron, nos prometieron y no cumplieron. Pero nunca antes nadie se comportó de manera tan brutal i dañina como el dúo que forman el presidente de la República Ivo Josipović y el presidente del Gobierno Zoran Milanović.

Si uno analiza objetivamente el resultado de la gestión Josipović-Milanović tanto en lo político como en lo económico, no sabe cuál de esos dos rubros fue peor. La economía se hunde sin parar y no hemos tenido ni siquiera un mes de crecimiento económico desde que ellos asumieron sus funciones.
En política exterior el dúo Josipović-Milanović en vez de integrarnos a la Unión Europea, de la que tras muchas humillaciones llegamos a ser miembro de pleno derecho, nos están tratando de reintegrar a los Balcanes de los que logramos zafar apenas y pagando un alto precio de sangre.
El dúo Josipović-Milanović no solamente impidió el juicio en Croacia a los jefes de la represión de la triple dictadura (yugoslavo-comunista-granserbia), sino que cambió la Ley para evitar su extradición a Alemania que los quería juzgar por el asesinato de croatas disidentes en su territorio durante la existencia de la Yugoslavia comunista y granserbia de Tito. Por suerte no prosperó y hoy están siendo juzgados en Alemania, pero la vergüenza es nuestra.
El dúo Josipović-Milanović se esmeró en echar mucha sal en las heridas que produjeron las divisiones ideológicas de antaño. Prohibieron el patrocinio del Parlamento Croata de la peor matanza de la posguerra mundial perpetrada por los comunistas yugoslavos y granserbios contra el pueblo croata y que es conocida como “La tragedia de Bleiburg”. Eliminaron la Oficina para la Investigación de las Víctimas del Comunismo. Afirmaron la localidad de Srb como supuesto lugar del levantamiento antifacista en Segunda Guerra Mundial (para los que no saben Srb es la localidad en donde los granserbios y los comunistas, después de asesinar a la población croata del lugar, se levantaron en contra del Estado croata al comienzo de la Segunda Guerra Mundial ni bien este declaró su independencia y la localidad donde se inició el levantamiento y la agresión del Ejército Yugoslavo y los paramilitares serbios contra el Estado croata moderno, naturalmente asesinando nuevamente a la población croata del lugar y alrededores).
Bajo el gobierno del dúo Josipvić-Milanović se reprimió brutalmente a los manifestantes que protestaban contra los símbolos de la agresión serbio-yugoslava en la ciudad de Vukovar, símbolo de la resistencia contra el agresor.
Como no hicieron nada en lo económico, el dúo Josipović-Milanović se dedicó a rediseñar ideológicamente al país. Y en eso sí que gastaron mucho tiempo y energía, para mantener tensa a toda la nación, esa tensión encerraba otra palabra, intimidación.
Para no retroceder demasiado hacia el pasado recordemos que esta semana nos maltrataron y humillaron al menos dos veces. Una cuando el vicepresidente del Gobierno Branko Grčić nos dijo sin el mínimo de vergüenza que no podemos estar totalmente satisfechos pero en las circunstancias en las que vivimos la situación económica no es tan mala. Es una burla cínica, pues este es el decimosegundo trimestre consecutivo    con “crecimiento” negativo, más de 300.000 ciudadanos tienen sus cuentas bancarias bloqueadas,  el índice de desempleo es 18%, más de 300.000 ciudadanos, a eso hay que agregarle el número de ciudadanos que trabaja pero no recibe el sueldo. En fin, un desastre!.
  Encima Croacia, por la ineptitud de sus gobernantes, retiró solamente un 25% del 100% de los fondos europeos que podía retirar, de tal manera que Croacia le dio a la Unión Europea más dinero del que recibió de la misma…. Increíble.
La otra, son los arrestos masivos, en su gran mayoría de oponentes políticos. Como los arrestos coinciden con la campaña electoral, dudamos de nuestra justicia, más aun porque los arrestos y procesamientos en los últimos días incluyen a unos jóvenes que solamente pegaron unos afiches con mensajes críticos hacia el actual presidente de la República Ivo Josipović a un mes de las elecciones presidenciales. Josipović se trató de distanciar de esos arrestos, pero recién después de que la gente comenzó a hablar de eso y a criticarlo.  Pero el efecto real de esa acción policial, la intimidación, quedó. Josipović logró lo que quería, difícilmente alguien se anime a pegar afiches en el futuro.

La conclusión es sencilla, en las elecciones presidenciales de diciembre de 2014 hay que mandar al presidente Josipović a la historia y en las elecciones parlamentarias de fines de 2015 a Milanović también, y después ante los tribunales. Para que a nadie más en el futuro se le ocurra engañar, robar, humillar y traicionar al pueblo croata sin atenerse a las consecuencias.   

Mate Simic, desde Zagreb, para Croacias Totales

No hay comentarios: