21 diciembre, 2014

Carta del cardenal Bozanić a los fieles


El arzobispo de Zagreb, cardenal Josip Bozanić, dirigió el 17 de diciembre un llamado a todos los fieles de la Arquidiócesis de Zagreb con motivo de las próximas elecciones presidenciales, que será leído hoy en las misas de todas las parroquias de la Arquidiócesis de Zagreb.  
Les ofrecemos el texto completo de la carta del cardenal Bozanić:

"Queridos creyentes:
En la fiesta de la Sagrada Familia, el domingo 28 de diciembre del año 2014, se celebrarán las elecciones para presidente/presidenta de
la República de Croacia. Las elecciones son una obligación cívica, y para nosotros los creyentes esas elecciones son también un deber como creyentes. Por ello no ir a votar significaría un serio descuido, y – debido a que se trata del bien común – en cierta medida también un pecado de omisión.
Ese es nuestro deber, pues se trata de nuestro aporte a favor de la sociedad croata, para que en la misma vivan los valores cristianos que nosotros consideramos el fundamento más firme y confiable para el mejoramiento de nuestra Patria.
Con el deseo de ayudar - a la luz de la enseñanza social de la Iglesia Católica - a tomar una decisión lo más responsable y prudente posible, deseo dirigir la atención hacia algunos aspectos más importantes del servicio presidencial. 
El presidente/presidenta del Estado representa a Croacia, y el deber de representar al país no se puede reducir a un papel administrativo o político cotidiano.
La persona que está al frente del Estado croata es en ese sentido portadora de la identidad de Croacia, promotora de sus valores en la Patria y en el mundo, propagadora de la verdad sobre su pasado, especialmente del sacrificio que Croacia soportó en su camino hasta la libertad, tanto por los horrores de los totalitarismos del siglo XX como por la terrible agresión contra Croacia en la Guerra Patria, cuando junto con la defensa de la Patria se instalaron los fundamentos de nuestro Estado croata soberano.
Por ello es importante que el presidente/presidenta no olvide a los defensores croatas y a las víctimas humanas, pienso en las víctimas de la Guerra Patria y en sus familias, en aquellos que figuran como desaparecidos, en las víctimas de violación, y en los prisioneros.
El presidente/presidenta debe ser una persona que sirve a la sociedad croata, promueve su progreso económico y enlaza diferentes fuerzas en su preocupación por el bien, de manera que refuerza la unidad no provocando de ninguna manera enfrentamientos ideológicos, sobre todo no aquellos cuyas premisas son inaceptables y, para el pueblo croata, ideologías probadamente nefastas.
Con su reputación y papel, la persona que cumple esa honorable función está llamada a estar al frente por su sincero patriotismo. Eso a su vez significa destacar claramente aquello que aporta pero también advertir sobre aquello que daña a Croacia en la toma de las decisiones políticas esenciales que se refieren a su estrategia. El presidente/presidenta de Croacia tiene que tener en el corazón una preocupación especial por reintegrar el ser nacional croata en la Patria y en el extranjero.
Respetando la pluralidad de la sociedad, como creyentes esperamos del futuro presidente/presidenta que se esté a favor del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, como así también que tenga una imagen clara sobre que el matrimonio es la comunidad de vida formada por un varón y una mujer.
Además de eso, los ciudadanos croatas en su gran mayoría pertenecen a la Iglesia Católica, y se sobreentiende que el presidenta/presidenta sean especialmente sensibles hacia los valores cristianos y la cultura católica.
Queridos hermanos y hermanas, no busquen a la persona ideal para ese importante y honorable servicio, pues os podéis desanimar. La realidad de la vida nos pide que seamos sabios y prudentes y que elijamos a aquella persona que en este momento histórico nos parezca la mejor, pues ese es nuestro voto para Croacia, para su vida, que continúa después de las elecciones.
Por ello, queridos creyentes, que no os resulte difícil el esfuerzo de ir a votar. Votemos todos, teniendo ante los ojos el bien de nuestra Patria.
A nuestra patria y a todos sus habitantes los encomiendo a la intercesión celestial de la Santísima Virgen María, a San José patrono de Croacia y al beato Alojzije Stepinac.
A todos los saludo y bendigo en el Señor."

Josip cardenal Bozanić


No hay comentarios: