15 mayo, 2015

15 de mayo 1945 - Genocidio Croata en Bleiburg - 15 de mayo 2015




UN GENOCIDIO IGNORADO
Atilio Rocca sobre Bleiburg


1945 - 2015

EL PUEBLO CROATA EN TODO EL MUNDO CONMEMORA AL 63º (hoy 70º) ANIVERSARIO DEL GENOCIDIO DE 300.000 CROATAS, PERPETRADO POR EL EJERCITO YUGOSLAVO EN LOS ALREDEDORES DE LA CIUDAD AUSTRIACA DE BLEIBURG

Todas esas víctimas, que eran parte del pueblo croata (soldados, civiles, mujeres y niños), y que habían huído masivamente desde Zagreb ante el avance de las fuerzas comunistas, se habían entregado días antes al ejército inglés, de quien buscaban protección, pues eran conscientes que les correspondía ser considerados como prisioneros de guerra y que, por tanto, debían ser tratados dentro de los términos de la Convención de Ginebra.

Sin embargo, ese no fue el criterio utilizado por las autoridades británicas, las que apartándose de las normas internacionales procedieron a entregar los prisioneros al ejército serbio-yugoslavo, aún a sabiendas de la suerte que correrían.

Desde allí, es decir desde Bleiburg, lugar donde comenzó la matanza, hasta el destino final de las tropas, fueron quedando tumbas anónimas a lo largo del camino que cruzaba el territorio croata, dando lugar a lo que, a partir de entonces fue denominado como “marchas de la muerte”.

De todo ello quedan testimonios. Existen documentos británicos. Existen declaraciones de testigos, y existen principalmente los descubrimientos de numerosas fosas comunes en territorio croata y esloveno. Las que han permitido conocer la cantidad, y en muchas casos la identidad de las víctimas.

Es posible que la opinión pública mundial no tenga conciencia del genocidio perpetrado en Bleiburg, que es tanto o más condenable que otros que ocurrieron a lo largo de los tiempos. La ignorancia de este hecho y la enorme publicidad dada a casos similares, obedece a que la historia la escribe el vencedor y éste, en este caso y a través del tiempo, se ha cuidado muy bien de que la verdad no saliera a la luz.

Por eso nuestros esfuerzos por demostrarle al mundo las atrocidades de ese genocidio.

Por eso nuestro dolor y nuestra prédica inclaudicable.

Porque tenemos el deber de recordar si queremos que el destino de CROACIA continúe siendo el de una nación libre y soberana, y porque debemos reivindicar la realidad de lo ocurrido.

Texto escrito en el año 1992 por el periodista argentino A. Rocca

No hay comentarios: