29 julio, 2015

Aportes croatas a la ciudad de Córdoba - Pintura


           
Si hay un área del arte en la cual brillaron los croatas y sus descendientes en Córdoba, ésta ha sido la pintura. Es así como sobre el lienzo los croatas pudieron comunicarse y darse a conocer en este nuevo medio que los recibía mucho antes de aprender a hablar correctamente el idioma castellano.

            El primero que arribó a Córdoba fue en el año 1948 y era el pintor nacido en la ciudad de Osijek, Petar Svjetlošak, también conocido en la Argentina (adaptación al castellano mediante) como Pedro Sujetiosak. Este hombre pequeño físicamente y de vida bohemia logró insertarse rápidamente en los círculos artísticos de Córdoba deslumbrando con su capacidad y su perfección como retratista y pintor de óleos.
            Su obra más reconocida fue el óleo “La fundación de Córdoba” que realizó con el asesoramiento histórico del R. P. Pedro Grenón y del Dr. Carlos Luque Colombres por entonces decano de la facultad de Filosofía de Córdoba. Este importante cuadro se encuentra en el museo Obispo Fray José Antonio de San Alberto dentro del Instituto de las Hermanas de Santa Teresa de Jesús.
            Siete años le bastaron a Svjetlošak para ser reconocido en Córdoba; porque su vida bohemia atentó contra él y falleció el 5 de junio de 1955 a los 54 años de edad. Su muerte fue muy sentida tanto por argentinos como por croatas y en la inhumación el entonces Presidente del Hogar Croata, Martín Čuljak, evocó a quien los paisanos recordaban cariñosamente como “Bradica” (Barbita) y que había dejado, en muy pocos años, su huella en esta tierra cordobesa.

Texto: Historia de la inmigración croata en Córdoba, Cristian Sprljan
Fotos: Croacias Totales

No hay comentarios: