27 diciembre, 2015

Palabras del Monseñor Mile Bogović


Celebración de San Esteban en Slunj y apertura de la Puerta de la Misericordia

El Sábado 26 de diciembre, en la tradicional celebración de San Esteban martir, el Obispo de Gospic y Senj, monseñor Mile Bogović,   presidió la Santa Misa en Slunj. 
En esta ocasión, el obispo Bogović abrió la puerta de la misericordia en el Año de la Caridad a través del cual los fieles reciben indulgencias jubilares. 
Hablando de Dios misericordioso, el obispo señaló que a menudo lo vemos como un a juez, y no un buen padre, lo cual es incorrecto. Al pasar por la puerta hoy nos identificamos con San Esteban, que al final de su vida miraba
a la puerta del cielo, la puerta de la eternidad, que es la garantía de que no vamos a desaparecer. Jesús nos mira con ojos de salvador, no con mirada de juez. Que el mensaje básico del año de la Misericordia sea que seamos misericordiosos con aquellos con los que vivimos.

El obispo recordó el importante evento de hace 25 años, la adopción de la Constitución en Navidad y pidió una acción de gracias a Dios, ya que finalmente conseguimos una nueva estructura de gobierno que ama a su propio pueblo y a los ciudadanos y que viene de la diáspora, de los cuales sólo la Iglesia se ocupó en siglo pasado. 
Después de la misa, los fieles tuvieron la oportunidad de comprar un anuario Mostovi 2016, así como el nuevo libro del Obispo Bogović sobre Slunj y su iglesia. Para finalizar, el obispo y los fieles bailaron "¡Oh, janje moje."



No hay comentarios: