01 abril, 2016

Vojslav Šešelj, un criminal sin castigo!



El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (ICTY) ha declarado al ex viceprimer ministro de Serbia, Vojislav Šešelj, no culpable de los crímenes contra la humanidad cometidos entre 1991 y 1993 en las guerras de Croacia y Bosnia, informan medios locales.


Šešelj, que fue fundador y presidente del Partido Radical Serbio nacionalista, estaba acusado de incitar y financiar crímenes contra los croatas, los musulmanes y otras poblaciones no serbias llevados a cabo por las milicias serbias en el citado periodo.

El líder ultranacionalista serbio estaba acusado de tres cargos por presuntos crímenes contra la humanidad: persecución, deportaciones y traslados forzados por razones políticas raciales o religiosas, y de otros seis por presuntos crímenes de guerra: asesinatos, torturas, crueldad, destrucción de pueblos y de edificios y saqueos.

Es la primera vez que el TPIY lee una sentencia en ausencia del acusado, ya que en 2014 le fue diagnosticado un cáncer de colon, y le dejaron marchar a Belgrado para recibir tratamiento.  Aunque el político serbio se entregó voluntariamente en 2003, ha protagonizado dos huelgas de hambre, le condenaron por desacato por intimidación de testigos, fue candidato a las elecciones serbias a pesar de estar encerrado y nunca ha reconocido la competencia de la corte. Sus maniobras dilatorias fueron denunciadas por la fiscalía, y los jueces le recriminaron en su día por abogar por la libertad Serbia frente a ellos, y por insultarlos.
Una de las condenas por desacato fue por el siguiente diálogo con el juez:
- Señor Šešelj, responda con "sí" o "no" a la pregunta
- No puedo responder adecuadamente a la pregunta. ¿Puede, usted, responder con solo "sí" o "no" a una pregunta? — pregunta Šešelj al juez.
- Sí puedo, adelante — acepta el juez.
- ¿Saben sus padres que es usted homosexual?....

La sentencia desbarata los dos ejes acusatorios: “Šešelj no participó en una empresa criminal conjunta destinada a la persecución y expulsión de las comunidades no serbias de sus tierra”, y “su propaganda ideológica no es una incitación al crimen, sino para enardecer a las tropas”. En otro pasaje esencial, el presidente de la sala, Jean-Claude Antonetti, dijo que la acusación “no ha demostrado la realidad de una campaña sistemática de ataques contra la población no serbia en amplias zonas de Bosnia y Croacia”. 

Las autoridades bosnias y croatas no entienden el veredicto.


"EL veredicto a Šešelj es vergonzo, una cachetada a las víctimas. En Vukovar ha cometido crímenes, pero no mostró remordimiento. Debe reiterarse que el Tribunal de La Haya no reconoció la empresa criminal en contra de Croacia. Por lo tanto, la política fascista de la Gran Serbia queda sin castigo! ", ha declarado el primer ministro croata, Tihomir Orešković.

El primer ministro de Bosnia, Denis Zvizdić, se mostró incrédulo ante el veredicto absolutorio al líder ultranacionalista serbio Vojislav Šešelj emitido hoy por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY).
"No puedo entender que sea absuelto alguien que, probado, ha participado en la planificación de todo lo que ocurrió durante la agresión a Bosnia-Herzegovina", dijo Zvizdić.

Šešelj le mandó un mensaje a a la presidente Kolinda Grabar Kitarović, que se prepare ya que iba a ir a Croacia a verla en una visita oficial.
El premier Oresković declaró que el Ministerio de Relaciones interiores, basándose en los artículos 36 y 38 de la Ley de Extranjeros y el artículo 5 de la frontera Schengen, le prohibe a Šešelj la entrada en Croacia. Si así lo hiciera será detenido y juzgado en ese país.

Esta sentencia demuestra que la ley y la justicia no son sinónimos, y que el sistema traiciona a las víctimas que han esperado demasiado tiempo al menos una satisfacción moral. Lo único que han recibido, es humillación.






Fuentes:


No hay comentarios: