08 mayo, 2016

Santuario de la Virgen de Sinj - Croacia


El ejército turco, en 1715, quiso reconquistar la ciudad de Sinj, que hacía poco había sido arrancada de sus brazos. Los turcos  todavía tenían la esperanza de que podían conquistar la ciudad de  Viena y amenazaban seriamente al catolicismo de Europa.

 Aterrorizados, los habitantes de Sinj, que temían a este  enemigo más numeroso y más poderoso, se dedicaron a la oración en busca de ayuda de la Virgen milagrosa de Sinj, cuya imagen habían traído recientemente.
 Durante toda la noche del 14 Agosto, los creyentes oraron con fervor ante la imagen milagrosa de Nuestra Señora, llamada "Nuestra Señora de la Gracia" (Gospa od Milosti). A la mañana siguiente (15 de agosto, el día de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María) en el cielo apareció una hermosa dama, a la que todos reconocieron como a la Madre de Dios. 
Los soldados turcos se enfermaron, y no pudieron cruzar el río Cetina hasta Sinj, y tuvieron que retroceder. Por lo tanto, se puede decir que el ataque turco fue rechazado sólo por la intervención de la Virgen: el poderoso ejército turco se dio a la fuga. Después de eso, los turcos nunca volvieron a Sinj.



En agradecimiento por una defensa increíble, los croatas amaron aún mas a la Virgen María, y comenzaron a adorarla con fervor aún mayor. En agradecimiento, los croatas de Sinj decoraron la imagen de la Virgen con oro y otros objetos de valor. Y en honor a Nuestra Señora construyeron una iglesia más grande en Sinj, que se convirtió en el mayor santuario mariano de toda Dalmacia.






No hay comentarios: