29 octubre, 2016

Branko Pilsel, a 25 años de su asesinato

   


Branko Pilsel nació en Argentina. Sus padres eran croatas, Erika y Adolfo Zvonimir Pilsel. Con 23 años se enroló voluntariamente en el ejército croata en 1991.
Un 23 de octubre de 1991, Branko iba en un pesquero con otros tres argentinos, transportando armas y municiciones en el canal de Sipán del Adriático sur. Debían impedir con esas armas el avance de unos tanques yugoslavos en un lugar determinado. Pero fueron interceptados por un patrullero serbio que aparentemente los bombardeó, relató su tío Otto Pilsel para Clarin. 

El 23 de octubre pasado se realizó una misa conmemorativa, en honor a Branko. Los integrantes de la Klapa BA entonaron la canción Mirno spavaj, y el profesor Tomislav Frkovic leyó unas emotivas palabras.                                    


Argentina, Buenos Aires, domingo 23 de octubre de 2016

Los croatas de la República Argentina,  sus descendientes y amigos conmemoramos hoy el cumplimiento del 25 aniversario  de la desaparición en combate de uno de nuestros hijos: Branko Pilsel, al que sus amigos llamábamos Pilino.
Branko, al igual que muchos de nosotros nació y se crio en el seno de nuestra comunidad de exiliados políticos, que tras la finalización de la segunda guerra mundial, debió emigrar a esta bendita tierra Argentina huyendo de las garras asesinas del yugoslavismo titoista, el cual, inmediatamente tras su acceso al poder, destruyera sin piedad el surgimiento del primer Estado Independiente Croata contemporáneo que con gran esfuerzo instaurara esa misma generación.

Tomislav Frkovic
Nuestra comunidad croata independentista (drzavotvorna), que el próximo año cumplira el 70 aniversario de su llegada a este país, además de haber traído consigo los tesoros de su milenaria cultura:  (su fe en Dios, su cultura de trabajo, la dignidad de sus costumbres, la belleza de sus expresiones artísticas, la memoria de su sufrida y noble historia, el orgullo por su identidad nacional), siempre mantuvo en alto y jamás dejo de proclamar y luchar (por momentos casi en total soledad) por el derecho del pueblo croata a tener su propio estado nacional libre y soberano.
Por esa razón, cuando a principios de los años noventa el pueblo croata, tal como lo había hecho medio siglo atrás, ingreso en una nueva guerra de liberación, no dudo, junto al resto de las comunidades croatas esparcidas por todo el mundo, en  colaborar activamente y por todos los medios a su alcance con ese duro proceso.
Entre los muchos valiosos aportes de los que nuestra comunidad puede enorgullecerse de haberle entregado a Croacia en aquellos momentos cruciales: (manifestaciones publicas, testimonios frente a la opinión pública nacional e internacional, recolección y envío de medicamentos y dinero, colaboración directa en diferente tipos de voluntariados, coberturas periodísticas, tareas de inteligencia, envío de armas,  etc,) entre sus muchos aportes realizados, sin duda, el testimonio de este muchacho: Branko  Pilsel (quien libremente, en los primeros momentos del estallido de aquella guerra – cuando aún el ejército croata no había conseguido consolidarse - decidiera enrolarse en la lucha armada hasta entregar su propia vida en combate contra los enemigos de la idea de la independencia de Croacia (el yugoslavismo en todas sus expresiones y el imperialismo granserbio), el testimonio de entrega y coraje de nuestro querido Pilino, sea para nosotros, los croatas de la argentina, uno de nuestros tesoros más valiosos.

Klapa BA
Permítanme no obstante aclarar que, para todos aquellos croata que vivimos fuera del territorio de la República de Croacia en general y en Argentina en particular, que no aceptamos, como algunos quisieran, ser considerados ciudadanos croatas de segunda o una rama separada del árbol de la nación croata condenada a secarse. Para todos aquellos que pensamos que siempre se puede vivir Croacia aun estando fuera de Croacia, para nosotros: la memoria de Pilino y de todos aquellos que como él han sido llamados a entregar su vida por la Patria supone, además de en un motivo de orgullo y gratitud, una apelación permanente a nuestro propio patriotismo.
La generosidad y el coraje de aquellos que como Branko llegaron hasta  la entrega de sus propias vidas para que Croacia logre su liberación de esa cárcel de naciones que fue la Yugoeslavia Titoista deben inspirarnos para continuar entregando lo mejor de nosotros en el aun largo camino de lucha político-cultural que nos queda por delante tras haber sufrido décadas de sometimiento a la triple tiraniayugoslavo-marxista-granserbia.
Querido Branko ¡!!
Que en las profundidades de nuestro Jadransko More, reposen en paz tus bravos huesos, y que  sus límpidas aguas  los acaricien por siempre con gratitud
Neka je Slava nasem hrvatsko-argentinskom borcu Branku Pilselu!!!!
Slava svim palim ratnicima za hrvatsku slobodu svih vremena!!!!
Zivila slobodna drzava Hrvatska!!!!

Tomas Frkovic
Presidente de la Unión de Asociaciones Croatas de la Republica Argentina
    


No hay comentarios: