28 mayo, 2017

Gastronomía croata

Croacia es un destino de vacaciones muy recomendado. Sus playas, paisajes y, por supuesto, su deliciosa gastronomía, invitan a pasar unos días de turismo y relax que vienen fenomenal para descansar en verano. En nuestro caso, vamos a recorrer este país a través de la comida típica croata.
En cuanto a la comida típica croata, lo cierto es que su gastronomía es muy mediterránea, con una gran influencia española, griega e italiana, pero también astrohúngara. Una fusión exquisita!

Podemos distinguir distintas comidas típicas según la zona de Croacia que visitemos. En mi caso, estuve en la península de Istria, donde igual que en las zonas más costeras, predominan los pescados y mariscos. Y, además, esta zona es la cuna de un exclusivo manjar: la trufa blanca. Buenos vinos y gran embutido.
Pero si nos adentramos en la zona interior del país, podemos encontrar platos elaborados a base de carne de cordero, ternera o buey.


Los productos de la gastronomía típica croata
La cocina croata, como hemos adelantado, es muy mediterránea. Podríamos decir que es más especiada que la española, pero comparte muchos de sus productos, como vamos a comprobar a continuación.

Aceite de oliva
El aceite de oliva es el rey en las cocinas, como no podía ser de otra forma en una gastronomía a base de dieta mediterránea. En eso se parece mucho a la cocina española.
Trufa blanca
Cocineros de todas las partes del mundo encuentras en la pequeña península de Istria el lugar perfecto donde buscar este producto tan preciado: la trufa blanca. Lo utilizan como aderezo en sus platos de pasta, carne o incluso para elaborar cremas y patés que se toman simplemente con pan. Una delicia.
Queso de Pag
Se trata de un queso de oveja elaborado con la leche de las ovejas que habitan en la Isla de Pag. Es un queso curado con un sabor intenso y buenísimo. 
Cordero
El cordero es la carne estrella de la gastronomía croata. Se cocina en diferentes platos y de distintas formas: tanto al horno como a la parrilla, acompañado de patatas o verduras.


Pescados y mariscos
Como ya hemos comentado, los pescados y mariscos del Adriático son todo un producto estrella dentro de la comida típica croata. Especialmente en las zonas costeras y en la península de Istria, claro. Todos los restaurantes de los pueblos costeros ofrecen en sus cartas y menús platos de parrilladas de pescado, mariscadas, y platos combinados de pescado y marisco para compartir entre varias personas. Las ostras también son un producto que abunda en Croacia, especialmente en Dubrovnik.

Kulen
El kulen es otro de los productos de comida típica croata, en este caso de embutido. Se seleccionan las mejores partes del cerdo para prepararlas junto con pimentón molido, ajo y sal. Su aspecto puede recordar al chorizo, aunque el sabor es algo diferente.


Platos de comida típica croata

La forma de cocinar y elaborar los platos también recuerda a las cocinas que les comentaba más arriba, guisos que recuerdan al goulash, aperitivos que recuerdan a la cocina de Grecia, pastas…
La pasticada es uno de los platos más populares de la gastronomía croata, aunque es especialmente típico en la zona de Split. Se prepara a base de carne de ternera o buey, en un guiso con vino, especias, y verduras como la zanahoria, o frutas deshidratadas como las ciruelas. Suele acompañarse de ñoquis de patata.
Los cevapi, son una comida que combina una especie de salchichas muy típicas de Croacia y bastante especiadas, normalmente con con un pan esponjoso que se llama somun y mucha cebolla. También hay variantes que se sirven con arroz. Como es una receta de influencia bosnia, los países de alrededor como Grecia o Croacia lo han adaptado ligeramente a su gastronomía. La verdad que el resultado es un plato riquísimo.
Los mlinci son un pan sin levadura que se cocina como si fuese pasta. El resultado, se sirve como acompañamiento al pavo, otra de las carnes estrella de Croacia.

Los burek son un plato de influencia musulmana, muy típicos en la zona de Zagreb. La receta original lleva carne en su interior, aunque en esta zona croata suelen rellenarlo con queso fresco. Hay otras muchas variantes, con patatas  carne o espinacas, por ejemplo.